¡Si quieres confundir a Google, usa una redirección 302!

¡Si quieres confundir a Google, usa una redirección 302!

En realidad: quién se para frente a un re-lanzamiento o un movimiento del dominio, redirige URLs antiguas usando una redirección 301, que es una re-dirección permanente al nuevo contenido. Esta re-dirección permanente indica a Google que todo el sitio se ha movido, y en el futuro, solo clasificará el nuevo sitio. ¡Tiene sentido! Hasta ahora la…